Carta de un paciente

canetportada

14 Oct Carta de un paciente

El artículo de hoy tiene un protagonista indiscutible. Se llama José Antonio Canet y es uno de nuestros pacientes que nos ha sorprendido con una carta donde explica su experiencia en nuestras clínicas. Queremos compartirla con todos vosotros  y publicarla tal cual sin cambiar ni un punto ni una coma. Sólo hemos añadido las fotos que le hemos hecho a lo largo de su tratamiento para poder mostrar cómo su boca y su cara han evolucionado hasta conseguir el objetivo final que era solucionar su problema de mordida.  Él mejor que nadie sabe y narra cómo se afronta uno de estos problemas. Esperamos que sus palabras sirvan de ayuda a los tengan un problema similar. La carta dice así:

“Hola, mi nombre es José Antonio, soy paciente de las Clínicas Borja y les voy a contar porqué estoy en esta Clínica, el trato que he recibido y recibo en ella y mi intervención quirúrgica. Voy a empezar contándoles porqué elegí las Clínicas Borja. De pequeño lleve ortodoncia, tiempo después, mi madre observó que no respiraba bien por las noches y que tenía las encías hinchadas. En mi pueblo me recomendaron que visitara Clínicas Borja  para que me hicieran una revisión y mi madre preguntó por resultados de ésta y le comentaron que eran excelentes. La Dra. Susana Borja, una de los cuatro hermanos que llevan las clínicas,  me hizo una revisión diagnosticándome mordida abierta, que consiste en que solamente utilizaba los molares para comer produciéndome un desgaste en estas piezas dentales y no en las otras, lo que al cabo del tiempo conllevaría problemas digestivos y cambio de piezas dentales.

mordida1

Imagen frontal de mordida abierta, en la que se ve el gran espacio que había cuando cerraba la boca.

 

lateral1

Imagen lateral de mordida abierta, en la se ve que sus dientes no encajan con la boca cerrada.

Tendría que ir a la clínica de ortodoncia, que lleva la Dra. Genoveva Borja, para que me hiciera un estudio. Guiándome por su opinión profesional fui a visitarla y me hizo un estudio fotográfico para estudiar mi caso.
Con el estudio realizado me comentó que el tratamiento consistía en un periodo de ortodoncia y una intervención quirúrgica, pero tenían que ser las dos, que una sin la otra no hacía la función, tenían que hacerse las dos para obtener los resultados previstos. Me aconsejó que lo realizase para evitar problemas de futuro. Le dije que quería presupuesto y al día siguiente me saco un presupuesto exacto, no tuve que pagar más de lo que me dijo y así fue. Tuve la intervención y la ortodoncia con el precio exacto. A día de hoy aún me realizan moldes para comprobar que todo está bien y no me cobran nada.

Ahora paso a contarles por qué elegí esta clínica y no otra.  Lo primero que hay que remarcar es que el trato es muy familiar ello te lleva a que deposites tu confianza en ellos. También hay que destacar que al llevarme la ortodoncia la Dra. Genoveva y al intervenirme quirúrgicamente el Dr. Alfonso Borja me dio tranquilidad, porque son hermanos y entre ellos el trato es mejor y más entendible que dos personas que no se conocen de nada. Están en continua supervisión y  hasta que el Dr. Alfonso no lo cree conveniente no te opera. Antes de operarte el doctor te da un CD con la explicación detallada de la intervención, por si lo quieres consultar con más tranquilidad en casa, y una hoja de los cuidados a seguir antes y después de la intervención. Como es muy profesional, y quiere tener buenos medios para la intervención, te hace un Scanner 3D para operarte con la máxima precisión posible.

mordida2

Imagen frontal después del tratamiento, en la que ya puede cerrar la boca con normalidad.

 

lateral2

Imagen lateral después del tratamiento, en la que se aprecia que todos sus dientes encajan a la perfección con la boca cerrada.

La operación no es dolorosa y lo digo yo que soy muy quejica. Puedes comer todo lo que quieras, purés las primeras semanas y luego ya masticando poco a poco. Siempre se suele rumorear que se pasa hambre pero yo no pasé. Otra cosa muy importante desde mi punto de vista es que el Dr. Alfonso Borja cuando lo ves entrar en el quirófano te da mucha tranquilidad, porque ya has tenido trato con él desde el primer día del tratamiento y no es la misma confianza la que tienes con él que si te opera otra persona que no conoces de nada. También en el hospital te supervisa constantemente después de la operación y al día siguiente de buena mañana. Como tiene constancia de que los familiares sufren va informando a estos de cómo se está llevando la operación y cuando esta finaliza. Ya en casa sigue su profesionalidad, el Dr.Borja debido a que tienes su contacto para llamarle en caso de urgencia y te atiende inmediatamente. Finalizada la intervención y en el período que ellos crean conveniente los Dres. Borja te vuelven a visitar para finalizar la ortodoncia, en ese tiempo te vuelven a hacer un Scanner para ver que todo ha salido correctamente como era de esperar.

Cabe remarcar la forma en que viven y se apasionan por su profesión y la exactitud con la que llevan sus tratamientos. La Dra. Genoveva Borja no me quiso quitar la ortodoncia por 1 milímetro que me faltaba para que todo encajara correctamente. Para finalizar si tuviera hijos y me dijeran que el Dr. Alfonso y la Dra. Genoveva los tuvieran que intervenir no dudaría en que lo hiciesen, y es que como todos saben un padre y una madre siempre quieren lo mejor para su hijo”.