BLOG Clara y Alaba.004

07 jul Lo que esconde un simple diente torcido

¡Comparte este post!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Hay sonrisas que parece que no tengan ningún problema serio a pesar de no ser perfectas, pero no siempre es así. A veces un simple diente torcido nos da señales de que algo no funciona bien. En el siguiente caso veremos como un diente fuera de lugar nos indica que si no se arregla en un futuro no será el único.

La sonrisa de Clara no aparentaba, en principio, ningún problema grave. Cuando sonreía todos sus dientes se mostraban en su lugar excepto uno. Este diente torcido era la punta del iceberg de lo que realmente escondía la sonrisa de Clara. No obstante gracias a él los padres de nuestra paciente decidieron revisar la boca de su niña y buscar una solución a este diente fuera de lugar.  De nuevo tras el estudio de su boca el diagnóstico estaba más que claro.

BLOG Clara y Alaba.001

El diente no encajaba porque en la boca de Clara no cabían todos sus dientes. A la larga no iba a ser el único ya que la presión de unos contra otros, para ganar espacio, iba a provocar más desorden en su boca. Le colocamos a la paciente ensanchadores, arriba y abajo, a lo largo de seis meses para obtener más espacio, pero su boca no daba para más. La solución era extraer 4 de sus dientes, de los que no inciden en la función de masticar o de hablar como hemos explicado en artículos anteriores, para ganar espacios y conseguir una sonrisa estable, sana y bonita.

BLOG Clara y Alaba.002

En este caso era fundamental conseguir espacios y solucionar la llamada “incompetencia del labio”. Es decir, teníamos que lograr que su boca cerrara perfectamente. Unos labios cerrados de forma correcta son la mayor protección que le podemos dar a nuestros dientes para protegerlos y para que no se muevan.

BLOG Clara y Alaba.003

En este sentido el tratamiento de ortodoncia debe conseguir que los dientes de arriba cubran a los de abajo, que el incisivo inferior esté al nivel del labio inferior, que la fuerza de la lengua sea igual y equivalente a la de los labios y que estos encajen a la perfección.

BLOG Clara y Alaba.004

Ahora nuestra paciente ha recuperado su armonía facial y sus dientes y labios encajan a la perfección.

Sonríe, ríe y sé feliz. 

¡Comparte este post!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Sin comentarios

Publica un comentario