“Dejar de roncar por la noche y levantarme bien ha sido una maravilla”

¡Comparte este post!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Dormir mal de noche es vivir mal de día. Una cosa va con la otra desgraciadamente. En la Clínica de Ortodoncia Borja podemos dar solución a ciertos pacientes que se pasan la noche roncando con la larga lista de efectos que les produce en su día a día. Además de molestar al resto de la familia los pacientes que roncan con exceso viven jornadas de cansancio, irritabilidad, estrés, falta de concentración y una larga lista de inconvenientes que afectan a sus rutinas laborales y personales.

Es el caso de uno de nuestros pacientes que llevaba años en esta situación y que tenía que dormir casi sentado para dejar de roncar y poder descansar un poco. Salvador decidió ponerse en nuestras manos y preguntar ¿Podéis hacer algo por mí? ¿Mi caso tiene solución? Tras estudiar su caso y su boca la respuesta fui un sí rotundo.

La mandíbula inferior de este paciente retrocede hacia atrás cerrando las vías respiratorias cuando se acuesta y relaja, como les pasa a otras muchas personas. Unas férulas especiales hechas a medida para él y con varias posiciones para proporcionarle comodidad a la hora de llevarlas ha sido la solución. Salvador notó la mejoría desde la primera noche. Ya no ronca, se levanta mejor y está todo el día bien.   Para él “ha sido una maravilla” y así nos lo ha contado.

Estas férulas consiguen anclar las mandíbulas en su posición correcta durante las horas del sueño y evitan que se obstruyan las vías aéreas motivo por el cual se produce el ronquido. En este vídeo de Dolphin se ve y explica de manera muy sencilla cómo actúan y lo que son capaces de conseguir.

En la clínica de Ortodoncia Borja tenemos una consolidada experiencia en todo tipo de férulas. No es la primera vez que hablamos de ellas en nuestro blog de la web. Lo hemos hecho para explicar cómo nos ayudan a evitar el desgate de dientes y a poner fin al dolor articular.   

Sonríe, ríe y sé feliz.

¡Comparte este post!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
No Comments

Post A Comment