El blog de Genoveva Borja

Todo sobre nuestra clínica y el mundo de la ortodoncia

Sí, en este nuevo artículo yo soy la protagonista porqué además de ortodoncista, desde hace más de 25 años, también he sido paciente de un tratamiento de ortodoncia y de cirugía por un problema grave en mi articulación. Un problema que una vez resuelto se ha convertido en una gran ventaja para mi trabajo ya que además de diagnosticar y planificar un tratamiento desde el punto de vista técnico, científico y profesional ahora lo puedo afrontar desde su vertiente más humana.

Cada vez hay más niños y adolescentes que necesitan de una férula de descarga para proteger sus dientes de un desgaste prematuro por apretarlos o rascar en exceso. ¿Por qué sucede esto? ¿Es normal a ciertas edades apretar los dientes? ¿Tienen los niños de hoy en día más estrés que los de otras generaciones?  ¿Por qué? ¿Qué motivos pueden tener? ¿Es un problema con solución? ¿Qué podemos hacer? En este nuevo artículo sobre la salud buco dental de Ortodoncia Borja te damos todas las respuestas. 

¿Te gusta esta sonrisa? Sin duda es muy bonita y no siempre ha sido así. Tiene una historia detrás que ahora te vamos a contar. Un antes y un después donde interviene una férula de descarga como elemento principal del tratamiento.

Las férulas se han convertido en un auténtico protector para los dientes de muchos de nuestros pacientes. Tanto las maloclusiones dentarias como el estrés, las preocupaciones, los cambios importantes que afectan nuestras vidas, para bien o para mal, hacen que apretemos más de la cuenta nuestra boca. La lista de consecuencias es larga: dolor articular, desgaste de los dientes o bloqueo de la boca. Por suerte en Ortodoncia Borja tenemos una solución y muchas cosas que contarte al respecto.

Neus, Inmanol, Alex … un año más la lista de pacientes que van a tomar la Primera Comunión es bien larga. Y un año más, muchos padres llegan angustiados a nuestra clínica de ortodoncia preguntando: “¿Sería posible quitarle a mi hijo los brackets unos días, nada uno o dos, para las fotos?”. A la angustia inicial y al mar de dudas, con el que vienen los padres a preguntar, se sucede el bienestar y el peso que les quitamos de encima cuando les respondemos: “¡Claro que se puede, sin problemas!”.

Hemos encontrado solución a un problema que afecta a cientos de músicos de instrumentos de viento. No ha sido fácil y ha requerido muchas pruebas e intentos hasta dar con este protector especial para que los músicos en general y en concreto los que llevan ortodoncia puedan tocar sin rozaduras ni cortes en sus labios y sobretodo sin alterar el sonido de sus instrumentos.